El nuevo algoritmo de Google da más peso a la velocidad de carga de tu página web

|

Continuamente Google va mejorando sus algoritmos de posicionamiento y eso ayuda a que las páginas web de cualquier negocio puedan tener una mayor visibilidad, SI SE ADAPTAN BIEN A DICHOS CAMBIOS. Pero si no te mantienes actualizado, puedes entrar en un bucle de trabajo infructuoso en cuanto a resultados, y eso provocará que tu web vaya bajando posiciones en las SERP de Google (páginas donde se muestran los resultados de las búsquedas de Google), esto significa, que tu web estará en posiciones de menos relevancia, como puede ser a partir de la tercera página. Si contamos que en cada página de las SERP de Google hay unos 10 enlaces orgánicos (que no son de anuncios), la irrelevancia de tu web empezará a ser más notoria a partir de la posición 31, esto es, todas los enlaces que estén desde la página 4 en adelante.

 

Es decir, si tu web está entre la primera y tercera página del buscador de Google, pues es muy posible que tu negocio online tenga unos buenos resultados de visitas (y todo lo que eso supone: visibilidad, ventas, etc...), pero si vas cayendo hasta páginas de búsqueda posteriores a la tercera, debes tomar cartas en el asunto y mirar de mejorar el SEO de tu web e intentar cumplir los requisitos que Google va fijando en sus nuevas actualizaciones, para no pasar a un segundo plano.

 

Vamos a explicarte algunos de los nuevos cambios en el algoritmo de Google con respecto a aquellos puntos que más se están valorando para dar prioridad a páginas web que los cumplan, y que será lo que sirva para avanzar posiciones.

 

NO OLVIDES QUE AVANZAR POSICIONES EN GOOGLE ES DAR A TU NEGOCIO EL EMPUJÓN NECESARIO PARA ALCANZAR EL ÉXITO DE TUS PRODUCTOS O SERVICIOS.

 

Últimas actualizaciones en el algoritmo de posicionamiento de Google

 

Cómo características principales de esta actualización, realizada entre junio y julio, los puntos básicos son los siguientes:

 

  • Las páginas han de ser de calidad. La web debe tener un aspecto de calidad y no estar realizada como copias de otras páginas de forma automática, es decir, con esto se pretende acabar con aquellas creaciones automáticas de webs de forma indiscriminada.
  • El contenido ha de ser original y exclusivo. Se penalizarán los contenidos que no sean únicos, por tanto, se han de crear textos exclusivos y que sean originales, no encontrados en otras webs.
  • Contenido de calidad. Además de ser único, el contenido ha de estar creado por profesionales en las materias que se presentan, es decir, tener un conocimiento contrastado de los temas sobre los que se escribe.
  • La web ha de ser rápida. La velocidad de carga de la web ha de ser lo bastante rápida como para que el usuario no tenga tiempos de demora significativos, y se le muestren los contenidos de forma ágil, en los diferentes dispositivos que utilice.
  • La página web ha de ser funcional. Esto significa que la web no tenga opciones demasiado complejas, tanto para encontrar lo que busca el usuario, como para acceder a esa información, es decir, opciones de menú sencillas, que te lleven al contenido de forma simplificada, o que no existan varias páginas con contenido irrelevante. Y que los botones, enlaces o accesos, no sean repetitivos o estén duplicados.
  • La web ha de tener una experiencia de navegación elevada. Esto es algo a lo que no se suele prestar mucha atención, pero esta tomando cada vez mayor importancia para Google, y es el hecho de que el usuario pueda tener sensaciones que le provoquen una experiencia de navegación muy agradable, por cómo están dispuestas las opciones y las formas en que navega por la web.

 

De entre todos los puntos presentados vamos a centrarnos en uno de los más importantes, el de la velocidad de carga de la web. Lo queremos tratar aparte porque supone un quebradero de cabeza a la hora de arreglar todo aquello que ralentiza una web.

 

Cómo mejorar la velocidad de mi sitio web

 

Muchos son los puntos que se pueden mejorar en una web para que vaya más rápido, algunos de los más importantes los tienes en el siguiente artículo que hemos redactado Optimiza tu web para llegar a más clientes, pero sobretodo lo que debes tener en cuenta es que es un proceso bastante laborioso si no utilizas los programas adecuados. Si tu web está hecha con algunos del los CMS más conocidos del mercado (Wordpress, Prestashop, Joomla, Shopify, etc...), tendrás que conocer como funcionan un poco en profundidad para tocar elementos que agilizarán los procesos. Pero no te preocupes, vamos a darte algunos consejos que te ayudarán con este proceso.

 

Antes de pasar a los consejos vamos a mencionarte otra opción para que tu web sea más rápida y que es hacerla con un desarrollo a medida, es decir, contactar con una empresa especializada para que te puedan hacer una web, a tu gusto y con la facilidad de poder optimizarla en profundidad, es decir, modificando directamente el lenguaje de programación que se haya utilizado para crearla. Existen varios lenguajes para hacer webs, pero eso ya lo dejamos a tu elección, y dependiendo del proveedor que te resulte de más confianza.

 

Mi página web carga muy lento, ¿cómo puedo medir su rendimiento?

 

Nuestro primer consejo para mejorar la velocidad de tu web es: UTILIZA HERRAMIENTAS DE MONITORIZACIÓN DE RENDIMIENTO DE LA WEB, algunas de las más conocidas son: PageSpeed, GT Metrix o Pingdom Tools.

 

Esto es importante porque hará que tengas la información suficiente para ver por donde falla el rendimiento de tu página y será el punto de partida que te ayudará a tomar decisiones sobre el contenido que debe llevar tu web para que esté bien optimizada, incluso antes de ponerla en marcha, es decir, antes de dejarla publicada de forma definitiva. Ten en cuenta que tu web será el negocio que tendrás que atender y mejorar a diario, para que no quede obsoleto.

 

¿Cómo aumentar la velocidad de carga?

 

Como segunda recomendación para que tu web cargue rápida es: NO RECARGUES TU WEB DE EFECTOS COMPLEJOS O TRANSICIONES COMPLICADAS ENTRE PÁGINAS. Esto supone que tu web ha de ser lo más sencilla que puedas, porque desde el momento que la recargas de información (imágenes, videos, textos), efectos y haces que la navegación sea complicada, harás que tu web se vaya ralentizando con el tiempo.

 

Piensa que cada vez Google está dando más prioridad a la visualización de las webs en dispositivos móviles, con lo cual, todos los efectos que añadas en tu web para ordenador, es posible que no se vean en móvil, por tanto, ya estarás añadiendo muchos recursos innecesarios que retrasarán la carga de tu web.

 

¿Dónde empiezan las mejores deciones sobre una buena página web?

 

Como tercer consejo y que te allanará el camino para que tu web tenga más números de conseguir buenos resultados: UTILIZA UN ALOJAMIENTO WEB QUE SEA DIMENSIONADO A LO QUE NECESITAS PARA TU WEB Y QUE SEA RÁPIDO. El alojamiento web es la base sobre la que se ubica una web, y por tanto debe ofrecerte las garantías necesarias para que su funcionamiento sea rápido y esté dimensionado de forma que todos los recursos que necesita tu web, estén adaptados a todo el contenido que necesitará tu negocio online.

 

Algunos alojamientos web no funcionan de forma óptima, pero eso solemos pasarlo por alto, y es algo que tenemos que pararnos a evaluar, porque ahí es donde residirá cualquier negocio en línea. ¿Cómo evaluamos a priori un alojamiento web?. La forma más rudimentaria de hacerlo es viendo opiniones por Internet, o consultando con amigos. Otro nivel es consultar con profesionales que te puedan asesorar sobre qué alojamiento web es el mejor para tu negocio. Pero si tras las 2 consideraciones anteriores, ves que cada vez que carga tu web, va lenta, o si ves que al editarla para realizar cualquier cambio, te cuesta un mundo en que responda, quizás deberías probar de cambiarte a otro que tengas en la lista de recomendaciones.

 

Solo con editar una web que tenga muy poco contenido, si ves que tarda en responder, es posible que no hayas escogido el mejor alojamiento, o que tenga algunos parámetros de configuración que no son adecuados. Esto daría para escribir unas cuantas líneas, y de momento no vamos a centrarnos en este punto.

 

Y ahora, teniendo en cuenta los 3 consejos anteriores (MONITORIZA RENDIMIENTO, ELIMINA EFECTOS INNECESARIOS Y ALOJAMIENTO WEB ADECUADO), ya podemos entrar en los detalles técnicos que te servirán para reducir la velocidad de carga de una web.

 

Test de velocidad para página web

 

Para que puedas probar el rendimiento de tu web, introduce a continuación el dominio: https://developers.google.com/speed/pagespeed/insights

 

Con este test de velocidad ya puedes tener bastantes datos que te orientarán para conocer el punto actual de tu web en cuanto a rendimiento. Vamos a desgranarte algunos indicadores técnicos que esperamos te puedan servir para entender como se comporta una web por dentro, cuando es visitada por los usuarios, y qué opciones debes mejorar para que la web no pierda visitas.

 

Rendimiento de la web para móvil y para ordenador


En estas 2 imágenes empieza todo el análisis de rendimiento, y tal como se ve en los colores, las webs que están por encima de 90 puntos, tanto para móvil, como para ordenador, indican que el rendimiento de esa web es el óptimo para que Google la tenga más en consideración a la hora de posicionarla, obviamente, ya son el reflejo de una carga excelente de la misma. Pero para conseguir esas cifras hay que hacer ajustes importantes. Te lo detallamos en los siguientes apartados.

 

Resumen de las opciones de rendimiento de una web


En estas opciones se ve el resumen de los valores de rendimiento que ha tenido la web analizada, estos valores han de ser los más bajos posibles, y representan el tiempo que ha tardado en llevarse a cabo el evento concreto.

 

En la siguiente calculadora podemos ver como fluctúan los valores para cada una de las 6 métricas anteriores y cuales son los más óptimos. Si movemos con el ratón los segmentos horizontales de cada métrica, podremos ir viendo cual es el valor que se considera óptimo (con el punto que se torna de color verde en el lado izquierdo de cada una):


https://googlechrome.github.io/lighthouse

Características para mejorar la carga de una web

 

Dentro de las opciones de Auditoria que se calcula al analizar una web, tenemos una serie de puntos que son los que afectan a la velocidad de carga. Para estos te daremos unas recomendaciones de cómo superarlos:

 

  • Elimina los recursos que bloqueen el renderizado
  • Usa un tamaño adecuado para las imágenes
  • Pospón la carga de imágenes que no aparecen en pantalla

 

Elimina los recursos Javascript y CSS que bloqueen el renderizado


Para superar este elemento de auditoría debemos conseguir eliminar el mayor número posible de recursos (código JS y CSS) que bloquean el primer dibujado (o renderizado) de la web. Estos recursos bloqueantes los detectaremos porque en el mismo análisis ya se nos indicará cuales son. El problema que causan es debido a que una página se empieza a cargar desde la parte superior del fichero HTML, y se van ejecutando todas las líneas de forma descendente. Cada código JS o CSS se analiza hasta su final, y no es hasta entonces que no se sigue con la carga de la página. Si esos JS o CSS no pertenecen a scripts necesarios en la primera carga (los llamamos no críticos), su análisis ralentizará el proceso. Por tanto, es necesario que esos recursos no críticos se pasen a analizar al momento en que sea necesaria su carga para la página donde están ubicados.

 

Elimina los recursos Javascript que bloqueen el renderizado

 

Para poder analizar el código JS de forma que no interfiera en el análisis del código HTML que se realiza en una primera carga de la web, tenemos 2 comandos que nos servirán ,por un lado, para posponer la descarga del fichero JS, y por otro, para posponer la ejecución del mismo.

 

  • Para poder postergar la descarga del fichero JS tenemos el mecanismo de realizarlo de forma ASÍNCRONA y para ello existe el comando ASYNC que se utiliza dentro de una etiqueta de SCRIPT. Su notación sería
    <script type="text/javascript" src="js/ficheroEjemplo.js" async="async"></script>​

     

  • Para poder postergar la ejecución del fichero JS tenemos el mecanismo de realizarlo de forma DIFERIDA y para ello existe el comando DEFER que se utiliza dentro de una etiqueta de SCRIPT. Su notación sería
    <script type="text/javascript" src="js/ficheroEjemplo.js" defer></script>​

 

Elimina los recursos CSS que bloqueen el renderizado

 

Por el lado del código CSS y la forma en cómo solucionar el problema tenemos las siguientes opciones:

 

  • Eliminar el CSS que no se utiliza. Este tipo de código puede existir debido a que en algún momento se haya podido poner una elemento que tiene un código de estilo específico, y posteriormente se haya eliminado dicho elemento, y haya quedado colgado el CSS que se refería a él. Esto es CSS que no se utilizará en la web, pero sigue estando y ejecutándose. Una forma de ver este tipo de CSS es a través de estos pasos:
    • Teclea F12 (Herramientas de desarrollador de Google Chrome) en el navegador, sobre la página que quieres comprobar.
    • Escoge "Sources" en la parte superior de la ventana que ha aparecido, y escoge "Coverage" en la parte inferior de la misma. Tendrás una imagen similar a esta:
    • Por último, busca aquellos CSS que tengan un 100% en la columna "Unused Bytes" y toda la línea de la columna "Usage visualization" sea roja. Y estos serán los candidatos a eliminar para dicha página.
  • Diferir la carga del CSS que no es crítico para la primera carga. Esos CSS serán los que nos indicará Google Page Speed y para diferir su ejecución utilizaremos el atributo PRELOAD (para realizar la ejecución de forma asíncrona), y el atributo ONLOAD (donde el CSS se procesa después de que se realiza la carga). Un ejemplo de aplicación de estos atributos sería
    <link rel="preload" href="ejemplo.css" as="style" onload="this.onload=null;this.rel='stylesheet'">​
    , donde en una misma línea estamos poniendo el estilo de manera asíncrona ("...link rel="preload" href="styles.css" as="style...") y luego procesando el CSS tras la carga ("...onload="this.onload=null;this.rel='stylesheet'"...")

 

UN EJEMPLO SERÍA: Imagínate que en la Home (que es la primera página que se carga y se ve) se cargan efectos CSS para una imagen que se desplaza horizontalmente (supongamos que el efecto está en el fichero1.css), e imagínate una imagen de otra url secundaria de la web y que tiene el efecto CSS de desplazamiento vertical (supongamos que el efecto está en el fichero2.css). Para la primera carga de la web, el fichero1.css será crítico, y el fichero2.css será no crítico, y por tanto, el fichero1.css lo dejaremos que se cargue con normalidad, mientras que el fichero2.css tendremos que hacer que se ejecute en el momento que se cargue su página. De esta forma cargaremos en cada momento lo que es visualizado.

 

Usa un tamaño adecuado para las imágenes


Las imágenes es otro de los quebraderos de cualquier optimización de las páginas web y por ello es necesario saber donde irán ubicadas, es decir, en qué espacio y de qué dimensiones será. Por tanto, no es recomendable ubicar una imagen de 1200x1200 pixels en un espacio de 300x300 pixels. Para ello será necesario reducir el tamaño de la imagen para que sea de estas últimas dimensiones, y a poder ser, comprimirla para que ocupe el menor espacio posible. De esta forma conseguiremos que no se tenga que redimensionar la imagen y que cargue más rápido. Una web donde se pueden reducir y comprimir las imágenes es:


https://resizeimage.net

Pospón la carga de imágenes que no aparecen en pantalla


Este es un caso similar al anterior y también se la ha de aplicar una solución parecida, es decir, se ha de forzar que las imágenes que no se visualizan en la primera carga, se posponen a que su carga se realice cuando el usuario viaje a la url donde están ubicadas. Esto se hace a través de los mecanismos de programación de lazy loadding images. Un ejemplo de utilización sería

<img loading="lazy" src="https://paginaweb.com/imagenEjemplo" width="320" alt="" />

 

Conclusiones y recomendaciones

 

Como resumen y recomendación final sobre la optimización de carga de una web te aconsejamos que mantengas tu web analizada constantemente y que lleves un seguimiento como lo harías si tuvieras una tienda física, es decir, si en una tienda física compruebas que los productos estén bien colocados, o si se funde una bombilla la cambias, o si el suelo está sucio lo limpias, etc, etc, etc, con tu negocio online debes hacer lo mismo. Si te resulta muy tedioso hacer todo el mantenimiento y mejora que necesita una web, puedes contactar con profesionales especializados que te echen una mano, y se encarguen de llevarte todo ese trabajo de actualización.

 

Blogs relacionados

10 ABR 2024

¡Evita sorpresas! Nuestra checklist antes de publicar una página web o una tienda online

Ver más
06 SEPT 2023

Necesidad de la Política de Entregas y Mercancías, Términos y Condiciones

Ver más
05 SEPT 2023

Importancia de los Avisos Legales y Políticas de Cookies

Ver más
18 SEPT 2023

Optimiza la atención al cliente en tu E-commerce

Ver más
18 SEPT 2023

6 Claves del Éxito para tu Tienda Online

Ver más
15 SEPT 2023

Política y Estrategias de Fijación de Precios dentro del E-Commerce

Ver más
15 SEPT 2023

Métodos de Pago Online y la Ley PSD2: Stripe, PayPal y PayGold

Ver más
04 SEPT 2023

Cómo aumentar tus ventas online: Estrategias de Descuentos y Redes Sociales

Ver más
30 AGO 2023

Vende más: Tips para presentar productos en tu tienda online

Ver más
16 AGO 2023

Gestión efectiva de categorías y etiquetas para tu tienda online

Ver más